PETICIONES DE INDIVIDUOS, GRUPOS E INSTITUCIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL CUBANA NO RECONOCIDA OFICIALMENTE A NACIONES UNIDAS

Primavera de 2012

República de Cuba.

PETICIONES DE INDIVIDUOS, GRUPOS E INSTITUCIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL CUBANA NO RECONOCIDA OFICIALMENTE A NACIONES UNIDAS.

Sr. Ban Ki Moon

Secretario General de las Naciones Unidas

Sra. Navanethen Pillay

Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Consejo Económico y Social de Naciones Unidas.

 

Los ciudadanos cubanos en general y los actores de la sociedad civil cubana no reconocida oficialmente en particular que suscribimos la presente, nos dirigimos a Ustedes con el fin de presentarles formalmente las siguientes PETICIONES, algunas de las cuales son reiteraciones, por haber sido presentadas a vuestra organización en ocasiones anteriores:

1)      Que se exija a los miembros y aspirantes a miembros del Consejo de Derechos Humanos de la Organización la previa ratificación o adhesión a los pactos internacionales de derechos civiles y políticos, sus protocolos facultativos y al pacto internacional de derechos económicos, sociales y culturales, para elevar el compromiso de sus miembros con la universalidad e indivisibilidad de estos derechos y libertades fundamentales.

2)      Que se demande al Gobierno cubano el cumplimiento de lo establecido en la Resolución sobre los defensores de derechos humanos (53/144) de esa Organización respecto a quienes actúan conforme a la normativa internacional de derechos humanos, con énfasis en aquellos aspectos de la misma que aun son violados de forma sistemática e institucionalizada en el país según demuestran las comunicaciones al respecto presentadas a la ONU continuamente.

3)      Que sea demandado al gobierno cubano la liberación de los presos cuyas condenas se asocian a sus posturas disidentes u opositoras por ser su situación análoga a lo expuesto al final de la Opinión número 9 de 2003 del Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria (GTDA), sobre los 79 cubanos sometidos a injustas condenas en ese año, al decir que su privación de libertad “…es arbitraria, al contravenir los artículos 19, 20 y 21 de la Declaración Universal de Derechos Humanos”.

4)      Que la Constitución, las leyes y las prácticas institucionales y sociales en Cuba sean ajustadas a lo establecido por la normativa internacional de derechos humanos, sobre todo en lo referente a las libertades de circulación, a la privacidad individual, familiar, domiciliar y de correspondencia, al respeto a la honra y la reputación, a las libertades de opinión y expresión, de reunión y asociación pacíficas y a la participación en el gobierno del país.

5)      Que se ajusten las leyes en el país de forma que satisfagan los Principios Básicos Relativos a la Independencia de la Judicatura, adoptadas por el Séptimo Congreso de las Naciones Unidas sobre prevención del delito y tratamiento del delincuente (Resolución 40/32 y 40/146 de 1985 de la Asamblea General).

6)      Que se aplique en las cárceles cubanas lo establecido en las Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos (Resoluciones 663C (XXIV) y 2076 (LXII) del Consejo Económico y Social, los Principios Básicos para el Tratamiento de los Reclusos (Resolución 45/111 de la Asamblea General) y el Conjunto de Principios para la Protección de Todas las Personas Sometidas a Cualquier Forma de Detención o Prisión, Resolución 43/173 de la Asamblea General de NU.

7)      Que las condiciones laborales se ajusten a las normas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en particular a sus Convenios 87 y 98.

8)      Que se inste al gobierno cubano a concluir el proceso de adhesión, inconcluso desde su firma el 28 de febrero de 2008, a los pactos internacionales de derechos económicos, sociales y culturales y al de derechos civiles y políticos y sus protocolos facultativos.

Concluimos nuestra fundamentación invocando los siguientes artículos de la Carta de las Naciones Unidas, aprobada el 24 de octubre de 1945 en la ciudad de San Francisco:

Artículo 1

Los Propósitos de las Naciones Unidas son:

3. Realizar la cooperación internacional en la solución de problemas internacionales de carácter económico, social, cultural o humanitario, y en el desarrollo y estímulo del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales de todos, sin hacer distinción por motivos de raza, sexo, idioma o religión;

Artículo 62

2. El Consejo Económico y Social podrá hacer recomendaciones con el objeto de promover el respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales de todos, y la efectividad de tales derechos y libertades.

Sin más, esperando la atención a nuestras propuestas conforme a los principios, normas y procedimientos de la Organización de Naciones Unidas y deseándoles muchos éxitos en la misión de la misma, quedamos de Uds.,

Sinceramente,

Los ciudadanos cubanos en general y los defensores de derechos humanos en particular, que hacemos nuestras estas peticiones de manera individual o como portavoces de los grupos o instituciones a que pertenecemos, según consta en documentos de adhesión que acompañan a la presente.

Dado en Cuba, en la primavera de 2012.

 

 

 

 


Logo Corriente Martiana

logoCM

Más fotos

Corriente Martiana

La Corriente Martiana es una institución patriótica, humanitaria y cultural de servicio a la sociedad cubana.

ENCUESTA SOBRE LA PENA DE MUERTE EN CUBA

Calendario

junio 2014
D L M X J V S
« Ene   Jul »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Categorías:

Buscador

Número de visitas

  • 17,393 hits

A %d blogueros les gusta esto: